ANEXO CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PCIA. DE BUENOS AIRES

Ciudad de La Plata, Argentina

  • CATEGORÍA: Administración y Gobierno
  • FECHA: Proyecto: 2006
2.4.6.3

5to Premio

Concurso Provincial de Anteproyectos.

 

Equipo de Proyecto: Arq. Condal, Lucas; Arq. Gonzalez, Martín; Arq. Imhoff, Daniel; Arq. Lara, Fernando; Arq. Zalazar, Roberto

Asesor: Ing. Gustavo Perini

 

El plano de la ciudad ofrece una matriz estructural cuyo orden es ineludible. Su geometría, asentada sobre un eje central como generador del hecho urbano, gobierna también los criterios de implantación del edificio propuesto.

El sector a intervenir, enmarcado por sendos bulevares contiene una potencia monumental urbana que, alimentada por la disposición de distintos edificios institucionales e históricos, define el eje cívico de la ciudad.

El dibujo de planta se estructura sobre el eje mayor del terreno, ubicando una espalda técnica, a lo largo del flanco oeste del mismo, como contenedor de servicios e instalaciones primarias que abastecen los nueve niveles de uso y los subsuelos.

El programa de usos propiamente dicho, se organiza en dos bloques separados por un patio central, y vinculados a través de una espina de distribución. El patio central es, además de un plumón de ventilación e iluminación, un vacío de escala importante que posibilita escapes y cruces visuales. Sobre éste se vuelcan todas las circulaciones y algunas dependencias.

En la distribución de las áreas programáticas, es dominante el criterio de uso público del edificio. Se proyecta el acceso a través de una planta baja libre, de carácter netamente público e institucional. Las transparencias permiten visuales abiertas. El hall de acceso se prolonga hacia los patios, la cafetería y el foyer del auditorio, ocupando toda la planta.

Hacia arriba se desarrollan los niveles de uso, distribuidos en ocho plantas (áreas servidas), y hacia abajo los niveles técnicos complementarios (áreas sirvientes).

El edificio ofrece una impronta de carácter pétreo, con una apertura controlada en el nivel de acceso. La imagen sólida, contundente y sobria, se considera coherente a  la representación del Estado.

El carácter homogéneo responde a una lógica interna de tipo programática y organizativa, generada a través de un sistema de módulos que permiten la adaptabilidad de las partes, partiendo de concebir una estructura programática flexible y mutable, y otorgando continuidad a los espacios de uso. A partir de la disposición de parasoles como elementos normalizados de carácter tectónico se generan gradientes o tamices entre el interior y el exterior, respondiendo a los condicionantes bioclimáticos y al rigor de las orientaciones.

La lógica constructiva queda definida por una robusta estructura portante, que libera los espacios de uso, permitiendo subdivisiones del espacio mediante tabiquería liviana. Este criterio le permite al edificio mutar y adaptarse a exigencias de usos cambiantes. Para tal fin, se nuclean en el mencionado bloque de servicio las áreas duras de ascensores, sanitarios, y servicios.

La estructura portante del edificio es resuelta con tecnología convencional del hormigón armado. Se trata de columnas, de sección variable según requerimientos, que soportan una estructura tridimensional de casetones y losas macizas. De acuerdo al destino del local, la estructura queda o no a la vista. El conjunto estructural se completa con el bloque portante que aloja ascensores, escaleras y sanitarios, y cuyos tabiques soportan además los esfuerzos de viento que pudieran incidir en el edificio.

Sin compromiso estructural, se trabajan en los perímetros cerramientos de vidrio de diferentes tipos, practicables y no. En el caso de la fachada y la contrafachada, se sobreponen, a las carpinterías corridas, elementos tectónicos prefabricados que, a modo de parasoles, generan grados de permeabilidad. Por otro lado, en los paramentos que definen el patio entre bloques se optó por un cerramiento vítreo continuo, con estructura de sostén metálica anclada a la estructura de hormigón.