HOTEL UNL – ATE

Ciudad Universitaria, Paraje El Pozo, Ruta Nac. N°168 km 472,4, Santa Fe

  • CATEGORÍA: Residencial
  • FECHA: Proyecto: 2010-2011 / Construcción: 2011-2014
00-full

Coordinación General del Proyecto: Arq. Miguel Alfredo Irigoyen

Representante UNL: Arq. Marcelo Saba

Representantes ATE: Arq. Ricardo Méndez, Sr. César Furone.

 

Equipo de Proyecto: Arq. Lucas Condal, Arq. Martín González, Arq. Fernando Lara

 

Asesores: Arq. Carlos Barducco, Arq. Jose Luis Borgonovo, Ing. Enrique Chiappini, Ing. Alejandro Pérez

Colaboradores: Sr. Dante Favre, Srta. Lelis Labuckas, Srta. Estefanía Szupiany

Inspección de Obra: Arq. Marcelo Paccamiccio, Arq. Fernando Lara

 

Fotografía: Federico Cairoli.

 

El edificio se estructura a partir de dos elementos arquitectónicos claramente diferenciados: un basamento y una placa en altura. El basamento aloja a la planta baja cuya cubierta se resuelve mediante terrazas verdes en continuidad con el prado dominante. Abarca unos 1.500 m² cubiertos y unos 420m² semicubiertos y contiene el ingreso, hall, lobby, cafetería, un sector administrativo sobre el ala oeste y un área de restaurante y servicios sobre el ala este.

La planta baja se estructura a partir de un atravesamiento en sentido norte – sur que genera un doble frente de ingreso: zonas de arribo desde la calle colectora y expansiones al centro focal del Predio UNL-ATE. Las terrazas que la cubren se integran con el paisaje circundante del predio a partir de resoluciones ajardinadas con pendientes suaves y mediante taludes perimetrales que se continúan hasta el terreno. Asimismo funcionan también como un sustrato orgánico que proporciona protección térmica y una óptima condición ambiental.

En la resolución de la placa en altura se privilegió la orientación norte y las visuales a la laguna en detrimento de un mayor rendimiento de los núcleos de servicios en cada nivel, adoptándose en consecuencia una organización de crujía simple. El cuerpo se erige sobre el basamento como un volumen puro de 14 niveles más una terraza accesible, resultando en una altura total de 63m.

Las plantas tipo se resuelven con un módulo estructural de 3,60 m por 10,00 m, generando un perímetro de 40,00 m x 10,60 m y una superficie de 370 m² por nivel, y alojan 8 habitaciones dobles por piso hacia las mejores visuales y una circulación hacia el sur. En sus extremos se colocan los núcleos circulatorios públicos y de servicio.

El primer nivel se destina a un Auditorio para 200 plazas con sus apoyos con expansiones hacia la terraza verde sobre planta baja. A partir del segundo nivel, y por 10 niveles consecutivos, se desarrolla la planta tipo, el piso 12 se destina para habitaciones en suite, el nivel 13° se prevé como futuro crecimiento y el piso 14° aloja un Salón de usos múltiples con su apoyatura.

En la cúspide de la torre, entre el nivel 15 y la cubierta, se organiza un paquete técnico que aloja el sector de tanques de reserva de agua sanitaria, equipos de bombeo, aire acondicionado, sala de máquinas de ascensores y un entrepiso de apoyo para la piscina, solárium y mirador ubicados en la terraza. De esta forma se libera la cubierta superior para usos recreativos.

Del mismo modo que la planta baja se argumenta en el plano de la topografía, el volumen de la placa se explica a partir de su relación con su espacio circundante, el horizonte, el paisaje en altura a escala urbana y geográfica.

Su resolución expresiva procura reelaborar el concepto de hotel sindical en clave contemporánea, contraponiendo una imagen austera a los excesos visuales y corporativos dominantes en la mayoría de las cadenas hoteleras. La placa posee una doble envolvente que actúa como cerramiento y tamiz climático-solar, generando una piel de características reflejantes y translúcidas como cerramiento de un cuerpo liviano que refleja los colores del paisaje circundante.

La luz, como elemento de expresión arquitectónica, conforma el factor más importante que define la impronta del edificio sobre el perfil urbano costero. El hotel se comporta como un cuerpo que tamiza y refleja la luz diurna. En contrapunto, aparece en el perfil nocturno como una linterna que señaliza uno de los principales accesos a la ciudad.