JARDÍN MUNICIPAL CORONEL DORREGO

Alberdi y Matheu, Ciudad de Santa Fe

  • CATEGORÍA: Educación y Cultura
  • FECHA: Proyecto: 2014/ Construcción: 2014- 2015
00_full

INTENDENTE

Dr. José Manuel Corral

SECRETARIO DE PLANEAMIENTO URBANO

Arq. Eduardo Navarro

SUBSECRETARIO DE OBRAS DE ARQUITECTURA

Arq. Marcelo Darío Pascualón

 

Coordinadores de Proyecto

Arq. Martín González

Arq. Luciana Viñuela

Arq. Lucas Condal

 

Equipo de trabajo: Arq. Javier Barducco, Arq. Carlos Di Nápoli, Arq. Andrés Francesconi; Arq. Germán Müller; Francisco Garrido; Felicita Cersofio; Julieta Zampedri; Agustín Balma; Alina Ghisolfi; Analía Martínez.

Fotografías: Federico Cairoli

 

La propuesta arquitectónica de los Jardines pretende generar, además de las unidades básicas de uso (aulas de 1 a 5 años), nuevos espacios posibilitantes extracurriculares, donde la observación, el descubrimiento, el intercambio y la interacción con sus pares, creen conductas positivas que favorezcan el desarrollo de los niños.

Programa ampliado.

La conformación de usos del Jardín no queda restringida a las unidades métricas necesarias para el funcionamiento pedagógico del mismo. El concepto de programa ampliado que permite la multiplicación de usos e interacciones entre la comunidad educativa -niños, docentes, padres y familias-, y el barrio, se materializa aquí en la construcción de un bloque funcional capaz de operar en forma autónoma.

Sobre la fachada sur se proyecta un ingreso con carácter barrial, que brinda posibilidades de uso comunitario al Salón de Usos Múltiples y su apoyatura de cocina y depósitos y al núcleo sanitario.

Estas operaciones programáticas ampliadas permiten transformar edificios simples en verdaderos equipamientos de escala barrial, que posibilitan condensar usos sociales y actividades comunitarias, generando apropiación y empatía por parte de los vecinos.

Tipología. Desde un punto de vista tipológico estos edificios se conciben a partir de una trama modular, en donde se intercalan los usos programáticos específicos con la disposición de los diferentes patios. Esto posibilita la existencia de áreas de expansión y recreación controladas, propias de cada aula, brindando mejores condiciones de seguridad y optimizando el comportamiento climático de los interiores. Los distintos sectores programáticos quedan vinculados entre sí por un sistema circulatorio de galerías que articulan las distintas áreas y patios, y a su vez, se comportan como un necesario regulador climático. Cada aula es un módulo funcional independiente que cuenta con sus propios sectores de apoyo: preparado de biberones, cambiado de mudas y sanitarios para ambos sexos, según el requerimiento acorde a la edad.

El esquema tipológico de planta central se organiza en torno a un patio, alrededor del cual se distribuyen todas las unidades funcionales. Este patio funciona como área de acceso y expansión natural de las áreas más públicas y de uso comunitario: S.U.M., circulaciones en galería y administración. Un segundo patio, ligado directamente a la expansión propia de las aulas, se convierte en un espacio predominantemente de carácter lineal, que a su vez permite la apertura de las aulas hacia el norte propiciando un correcto asoleamiento de las áreas programáticas de uso. En ambos casos, tiene un papel importante la presencia verde, donde las especies arbóreas utilizadas aportan, con sus follajes y floraciones características, condiciones ambientales diferentes que acompañan los cambios estacionales.

Imagen / Tecnología. El sistema educativo se apoya en una arquitectura volumétrica de formas simples y abstractas, devenida antes de la composición de los espacios interiores, exteriores e intermedios, que del valor semántico de las mismas. Aún así, es intencionado y optimista el contraste que producen los edificios con su entorno construido, en la mayoría de los casos tejido de crecimiento espontáneo sobre áreas urbanas irregulares y carentes de servicios.

Signada por un fuerte compromiso con el espacio público que le da entidad a cada intervención, todas las construcciones del programa de Educación Inicial, ya sean reformas, ampliaciones, o edificios nuevos, establecen un correlato a partir de la imagen arquitectónica, para favorecer la rápida identificación de las mismas en sus respectivas localizaciones y marcar la presencia del Estado Municipal en todos los barrios.
La materialidad de las obras se resuelve mediante sistemas constructivos tradicionales. Mampostería de ladrillos comunes con terminación de material de frente en muros, cubiertas metálicas en el sector de aulas, de hormigón armado con terminación a la vista en el sector de acceso y galerías, y mosaico granítico pulido en pisos. Se han priorizando los medios pasivos de control climático, como medio para racionalizar el uso de los recursos energéticos: priorizar las orientaciones para la apertura de las aulas, favorecer las ventilaciones cruzadas en los interiores, incrementar la inercia térmica con la altura de locales, y extracción de aire caliente con dispositivos eólicos. Se incorpora en este sentido, el uso de termotanques solares, con colectores conformados por tubos de vacío, para el calentamiento del agua sanitaria. Se propone, además, la instalación de retardadores en los desagües pluviales con el fin de aliviar el sistema desagüe pluvial urbano, en el pico de precipitaciones intensas.

Las obras destacan por su estándar constructivo y por la calidad de los materiales utilizados, respondiendo no sólo a las exigentes condiciones de uso propias la obra pública, sino también a la intención expresa de dotar a los barrios que reciben a los jardines de edificios que, a través de su calidad constructiva, expresen el compromiso asumido con la atención de los más pequeños.